Herramientas de difusión


Cómo alimentaron otras prácticas sociales

Búsquedas

Compartiendo información

Los recordatorios de Página/12 son herramientas de memoria, de recuerdo individual y colectivo, de denuncia, de convocatoria. Con el tiempo, también fueron herramientas de búsqueda de información. Herramientas para contactarse con otros, desconocidos, que tal vez hubieran tenido relación, o algún dato, o alguna memoria sobre la persona recordada.

Las Abuelas de Plaza de Mayo estiman que hubo 500 hijos de desaparecidos que fueron apropiados como “botín de guerra” por las fuerzas de la represión. Su incesante búsqueda ha dejado huellas también en los recordatorios.

Huellas de búsqueda:

Silvina Isabella Valenzi. Desapareció el 22 de diciembre de 1976 embarazada de cuatro meses. Carlos López Mateos. Desapareció el 18 de diciembre de 1976 en La Plata. Rosita, hija de ambos, nació el 2 de abril de 1977 en el Hospital de Quilmes durante el cautiverio de su madre; con responsabilidad de parte del personal del hospital y del represor Jorge Bergés, fue arrancada del lado de Silvia. La buscamos durante estos 38 años esperando también que dude de si origen y venga a nuestro encuentro. Vuestra familia”. Publicado el 22 de diciembre de 2014.

Marta ÁlvarezFrancisco Mena. 19-04-76. Los amamos. Su hijo Gastón, tus nietos y tu nuera. LA mejor forma de homenajear su memoria sería encontrar a mi hermano o hermana apropiado. Si tenés dudas sobre tu identidad gaston­­­_hmena35@hotmail.com. Te estoy buscando”. Publicado el 12 de julio de 1998.

Y huellas de restitución:

Marcelo Ariel Gelman y María Claudia García Iruretagoyena. 24/08/76. El dolor por la ausencia de ambos no tiene límites ahora que la hija que esperaban con tanta felicidad ya está entre nosotros y con ella la dulzura, la bondad, inteligencia y tanto amor que ustedes sembraron. Ella nos trajo lo más hermosos de ustedes. Hay un sol en nuestras vidas. Mamá, vuestra hija M. Macarena, Nora, Jorge, Ada”. Publicado el 24 de agosto de 2001

Oscar Rómulo Gutiérrez – Liliana Isabel Acuña. 1976 – 260 de agosto. Detenidos y desaparecidos por el terrorismo de Estado en la madrugada del 26 de agosto de 1976 de su domicilio en la localidad de San Justo. Isabel cursaba su quinto mes de embarazo, el fruto de tanto amor, pasión y compromiso por la vida. Fueron vistos por última vez en octubre de 1976 en la comisaría 4ta de Martínez. Hace 6 meses me encontré con mi identidad, los encontré a ustedes y los estoy conociendo a través de múltiples voces de familiares, amigos y compañeros de militancia. Estoy orgullosa de ser su hija. Tu hija Valeria, Juan y Rodolfo, sobrinos, familiares y amigos. Si los conociste comunícate a: rodo_gutierrez@yahoo.com.ar.” Publicado el 26 de agosto de 2014.

Ana Paoletti, trabajadora de Página/12 cuenta que, cuando se reabrieron los juicios por crímenes de lesa humanidad, abogados, querellantes, familiares de víctimas se acercaron al diario para consultar la base de datos de los recordatorios. También, en muchos recordatorios se consignaban las causas en trámite y se pedía por aquellos que pudieran aportar alguna prueba.

Mario Alberto Gershanik. 10 de abril de 1975 (asesinado). Médico pediatra del Hospital de niños de la Ciudad de La Plata. Asesinado por CNU – Triple A el 10 de abril de 1975. Ante el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N 3, calle 8 e/ 50 y 51 piso 3 está radicada la causa (N 67) contra este y muchos otros crímenes de lesa humanidad. Pedimos a quienes puedan aportar pruebas se acerquen al juzgado. Todo testimonio en muy importante para la memoria, la verdad y la justicia. Familiares y amigos lo recordamos con enorme cariño”. Publicado el 10 de abril de 2013.

De este modo se pudieron cruzar informaciones: gente que identificó a personas que estuvieron desaparecidas con ellos; personas de las cuales solo se conocía su alias pero al ver su fotografía en algún recordatorio pudieron comunicarse con sus familiares y amigos y de este modo reconstruir colectivamente parte de la historia de un desaparecido. Ana dice que aún 40 años después, a través de los pedidos de contactos e información de los recordatorios siguen apareciendo nuevas historias de los desaparecidos.

Los recordatorios de familiares, de amigos y de compañeros de militancias son un gesto de memoria, un gesto que busca hacer presente la ausencia de los desaparecidos frente a la sociedad. Pero también son un medio de búsqueda, una manera de reconstruir los vacíos producidos por la desaparición. Una manera para conocer circunstancias, experiencias, vivencias de las personas recordadas. Una forma de contactarse con otras personas que han conocido al ser amado que fue desaparecido y así compartir y crear memorias.